Noviembre del 2007


Mî Voto X la VIDA*

Publicado en General el 11 de Noviembre, 2007, 21:35 por Seren Risk

¿Qué es el aborto?

 

 Hemos definido este acto voluntario simplemente como la  “interrupción del embarazo”, y creo que es necesario saber que el aborto no es sólo eso, pues lo que en realidad esto significa es: “la interrupción de la vida”.

 

      Son muchos los motivos (o pretextos) que se conocen en nuestra sociedad, que lleva a muchas personas elegir esta práctica como una opción para terminar con su “problema”; y entre ellos destaca el decir  “es que no queremos traer al mundo, a más inocentes que seguramente, sólo sufrirán las injusticias de la vida”.

 

     Aparentemente esta forma de pensar se debe a que sólo buscamos el bienestar de los demás, en este caso de aquellos a quienes decidimos dar o no dar la oportunidad de la vida, pero…  ¡no es así!

 

     ¿Cómo es que hemos llegado a pensar e incluso a convencernos de que la solución para lograr el bienestar de estos individuos es privándoles de la vida?

 

     ¿A caso esto quiere decir, que si no queremos más niños sufriendo, tendremos que eliminarlos?

 

     Si con lo que verdaderamente nos interesa terminar es con las crueldades, lo que tendríamos que hacer es adquirir el valor y comenzar a luchar nosotros mismos para brindarles lo mejor a quienes vienen en camino.

 

     Para entender el porqué debemos decir “No” al aborto, primero debemos aceptar que somos muy egoístas al creer que no es posible brindar una vida maravillosa a  cualquier ser humano.

 

     Por más difícil que sea la situación en la que se encuentre el pequeño, jamás encontraremos una razón válida para que lleguemos a pensar en que, lo mejor para la criatura le sería no haber nacido.

 

 Puede haber infinidades de casos de niños que sufren una vez que se les concede la vida, puede ser por:

Ø      Malformaciones congénitas

Ø      Producto de embarazo no deseado, como…

§         Violación

§         Ausencia del padre o de la misma madre

§         Padres que son menores de edad

§         Familia de bajos recursos económicos

§         Familia de baja moral

 

 

     Cada niño que se encuentra en medio de sufrimientos, más que por una causa, es por un motivo, y muy valioso; y para comprenderlo sólo basta con enfocar muestra mirada hacia nosotros mismos, y darnos cuenta que lo que de verdad ya no cabe en este mundo es el desorden que provocamos en nuestras vidas.

 

      Escuchemos el mensaje que cada niño emite a través de su llanto, de sus gritos, de sus ojos mojados por la angustia, por el terror.

 

-Algunos están diciendo: “no lloro por no haber nacido con brazos, con vista, o malformado, lloro porque no has querido enseñarme que la vida  es algo más que todo eso, que lo que verdaderamente vale, es el amor que puedo dar y recibir a pesar de los problemas a los que me enfrente, ¡total! Tú estarás conmigo.

-Otros dicen: ¡Madre! (o padre), deja ese libertinaje en el que vives, si sigues con tal práctica, sólo tendrás más problemas, o incluso apresures el paso de tu muerte.

-O quienes se quedaron en el camino: “si tu angustia hubiese sido verdaderamente el “cómo nos sustentaríamos”, te hubieras esmerado por buscar un humilde empleo, y no por matarme; de verdad preferiría que me hubieses concedido conocer el amor de familia aun en la escasez material. “

 

   ¿Hasta dónde seremos capaces de llegar con nuestro egoísmo?

-Quienes deciden abortar porque “No tiene los recursos necesarios” sólo demuestra que es una persona incapaz de esforzarse por alguien más (trabajo).

-Quienes se argumentan diciendo “¿Qué ejemplo le podré dar?, ¿cuáles son los valores que le habré de inculcar?”Solamente expresan cómodamente que no se disponen a cambiar y mejorar su calidad de vida (moral).

-O quienes opinan  “mejor sería no vivir que vivir con limitaciones causados por alguna discapacidad, presumen de no comprender el verdadero sentido de la vida, y que ni ellos mismos son capaces de amar a personas con este tipo de problemas”.

 

 Dejemos de darle vueltas al asunto, y en lugar de seguir discutiendo en que si se vale o no aprobar la legalización de este crimen, mejor vayamos haciendo conciencia, y pasemos la voz, que lo que verdaderamente no se vale y debemos abortar de nuestras vidas, es el egoísmo.